image
Síguenos en Redes Sociales
Facebook
Twitter
Instagram

Únete al CLUB NAT&BE
Suscríbete a nuestra newsletter y se la primer@ en enterarte de nuestras últimas novedades y promociones.
 

Acepto recibir comunicaciones comerciales de Nat&Be conforme a su política de privacidad

Pop-up Image

Welcome to Grayson!

We design new products. You crowd-fund them at incredible prices. Grayson. Everybody wins.

Únete al CLUB NAT&BE
Suscríbete a nuestra newsletter y se la primer@ en enterarte de nuestras últimas novedades y promociones.
 

Acepto recibir comunicaciones comerciales de Nat&Be conforme a su política de privacidad

 679826754  hola@nbnaturalcare.com

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 39€

  • No hay productos en el carrito.

Los ingredientes a evitar para una cosmética natural, saludable y sin tóxicos

Mucho oimos hablar en los últimos años de los parabenos, las sales de aluminio o los fosfatos. ¿Qué son y por qué son tóxicos? ¿Por qué la cosmética natural es la alternativa? Os lo contamos a continuación.

1-Parabenos. Son un tipo de conservante usado en la industria cosmética tradicional para evitar la proliferación de microbios, bacterias y hongos.  Se estima que entre el 70% y el 90% de los productos cosméticos que utilizamos a diario contienen este tipo de componentes.

¿Por qué son tóxicos? Diversos estudios han señalado una relación entre los parabenos y algunos tipos de cáncer. Dichos estudios exponen que los parabenos cumplen la función de los estrógenos y pueden alterar el sistema endocrino dando espacio al desarrollo de algunos tipos de cáncer como el de mama.

2-Sales de aluminio. Los conocemos por ser un componente común de los desodorantes, y de hecho se trata de un eficaz antitranspirante. Sin embargo, hay evidencias científicas de su toxicidad y su relación con el cáncer de mama y enfermedades degenerativas como el alzheimer.

3-EDTA. El ácido etilendiaminotetraacético o EDTA se utiliza en la industria cosmética como conservante. Este compuesto se acumula en el organismo y es difícil de expulsar. Es perjudicial para los riñones y el hígado.

4-PEG. Los PEG se utilizan en cosmética como tensioactivos y proceden de la industria petroquímica. Son agresivos con la piel y debilitan el manto hidrolípidico que la protege.

5-Sodium lauryl sulfate y Sodium laureth sulfate. El Sodium lauryl sulfate es un surfactante que podemos encontrar en la mayoría de los productos de higiene diaria. Es barato y eficaz como espumante y emulsionante. Sin embargo es un compuesto agresivo que debilita la capa hidrolipídica que protege la piel, la irrita y la deshidrata.

El Sodium laureth sulfate tiene unas características similares. Aunque es menos agresivo con la piel que su hermano gemelo, es más tóxico y diversos estudios lo han catalogado como cancerígeno.

No debemos confundir estos dos componentes con el Sodium coco sulfate, un compuesto suave con la piel y de origen natural, derivado del coco, que es aceptado en cosmética natural por reconocidas certificadoras como Ecocert o Bio.Inspecta.

6-Siliconas. Le aportan a la piel un efecto hidratante. Pero este efecto es completamente falso. No hidratan ni nutren la piel pues no tienen los ácidos grasos necesarios para hacerlo. Lo que hacen es evitar la deshidratación. Pero para cumplir esta misión obstruyen los poros impidiendo la eliminación de toxinas a través de ellos.

7-OGM. OGM son las siglas de Organismo Genéticamente Modificado. Mucho se habla de ello en el sector alimentario y muy poco en cosmética.

8-Colorantes. Algunos colorantes sintéticos están relacionados con el cáncer.

9-Perfumes sintéticos. Algunos de los componentes de los perfumes sintéticos son ingredientes tóxicos, como los ftalatos.

Estos son algunos de los compuestos tóxicos que podemos encontrar en la cosmética tradicional. La cosmética natural es la alternativa saludable.

mayo 14, 2018
¿Cómo cuidar una piel mixta o grasa?
septiembre 25, 2018
¡Comenzamos!

Escribe tu comentario

You dont have permission to register